Descubre los pueblos de Málaga con más encanto para visitar durante todo el año

Pueblos de Málaga

¿Conoces ya los preciosos pueblos de Málaga? Como ya sabes, nuestra ciudad es el destino ideal para relajarse en la playa, conocer sus bonitos rincones y disfrutar de una exquisita gastronomía. ¡Pero Málaga es mucho más! Por eso, desde nuestros apartamentos vacacionales de Málaga hemos preparado una completa guía de los mejores pueblos de Málaga que podrás visitar durante todo el año. Además, su clasificación en pueblos de costa y pueblos de interior facilitará la tarea de elegir un candidato para visitarlo según la estación del año en la que te encuentres. ¡No te la pierdas, te enamorará!

Pulsa sobre el título de cada pueblo para visualizar su localización en Google Maps

Banner

Pueblos de costa

  1. Nerja
  2. Mijas
  3. Torremolinos
  4. Fuengirola
  5. Maro
  6. Marbella
  7. Torre del Mar
  8. Benalmádena
  9. Rincón de la Victoria
  10. Manilva
  11. Estepona
  12. Algarrobo

Pueblos de interior

  1. Frigiliana
  2. Júzcar
  3. Ronda
  4. Antequera
  5. Casares
  6. Genalguacil
  7. Ojén
  8. Casarabonela
  9. Guaro
  10. Yunquera
  11. Carratraca
  12. Igualeja
  13. Archidona
  14. Casabermeja
  15. Ardales
  16. Alfarnate y Alfarnatejo
  17. El Burgo
  18. Tolox
  19. Gaucín
  20. Canillas de Aceituno
  21. La Viñuela
Pulsa sobre el título de cada pueblo para visualizar su localización en Google Maps

Los mejores pueblos de Málaga para visitar durante todo el año

Pueblos de costa

Muchos pueblos de Málaga son ampliamente conocidos por sus preciosas costas, que invitan a visitantes y lugareños a disfrutar del buen clima que caracteriza a Málaga y que se mantiene prácticamente durante todo el año. Por esta razón, los pueblos de costa son siempre una buena elección, tanto en la temporada estival como en cualquier otra. ¡Conozcámoslos!

1. Nerja

Nerja es uno de los pueblos de Málaga más visitados por malagueños y turistas. ¡Y no nos extraña! Este pueblo cuenta con un impresionante patrimonio cultural, pues alberga uno de los monumentos geológicos más importantes de España, las Cuevas de Nerja. Esta visita es imprescindible para aquellos que buscan aventuras y desean conocer todos los detalles de este singular fenómeno natural.

Además, Nerja es famoso por sus preciosas playas y calas, en especial la playa de Calahonda, una de las más fotografiadas por sus visitantes, y la cala de Maro, ideal para practicar deportes como submarinismo o kayak. ¡Y no olvidemos el espectacular balcón de Europa! Desde aquí disfrutarás de unas vistas privilegiadas del litoral malagueño e incluso de la costa africana si el tiempo lo permite.

Nerja

Por último, si te gustó la popular serie Verano Azul, no querrás perderte la oportunidad de pasear por las calles de Nerja y ver el barco de Chanquete. ¡Un auténtico plan de cine!

2. Mijas

Cuando pensamos en el típico pueblo blanco andaluz es imposible que no venga a la mente Mijas. Uno de los pueblos más bonitos de Málaga, preguntes a quien preguntes. Este enclave tiene muchos atractivos y singularidades que lo hacen un reclamo turístico para visitantes de todo el mundo e incluso malagueños de todos los rincones de la provincia.

Con su entramado de callejuelas árabes, encaramado en lo alto de la sierra, te encantará perderte entre sus tiendas de artesanía, casas encaladas y callejones colmados de flores.

Pero el gran protagonista de este pueblo de Málaga es el burro. Cuando en el siglo pasado los turistas querían llegar a esta localidad, recurrían a jornaleros para subir la montaña a lomos de sus burros. O se hacían fotos con ellos y sus coloridos adornos. Fue esto lo que dio la idea a Julián Núñez para crear el famoso burro-taxi de Mijas. El Ayuntamiento tuvo que tomar partida para salvaguardar el bienestar de los animales y desde hace ya unos años se respetan los turnos de trabajo y el peso máximo de sus viajeros.

Entre los demás puntos de interés de Mijas podemos encontrar la ermita de la Virgen de la Peña, excavada en la roca, que aloja la imagen de la patrona del pueblo.

Sin salir del casco histórico, puedes ascender hasta un mirador panorámico desde el que divisar toda la costa de la provincia de Málaga. Incluso, si el clima lo permite, podrás divisar las costas africanas y el perfil de Gibraltar. En este mismo lugar, se encuentran la iglesia de la Inmaculada Concepción con su robusta torre que sirvió como alminar de la mezquita y como torre defensiva. Frente a ella, está ubicada la plaza de toros con su característica forma cuadrada.

3. Torremolinos

Torremolinos es uno de los pueblos de Málaga más conocidos y, además, es el enclave ideal para los amantes del sol y la playa. Con una envidiable combinación de espacios verdes, atracciones culturales y vistas al mar, Torremolinos es el destino ideal para una escapada de verano. Aquí podrás comprobar el ambiente cálido y acogedor propio del Mediterráneo y aprovecharás tu estancia al máximo, ya que ofrece innumerables actividades para toda la familia y una amplia selección de lugares para el ocio nocturno.

Cuando pensamos en Torremolinos, es inevitable pensar en playa. Sin duda, una de las más conocidas es la playa de la Carihuela, pues constituye el arenal más largo de la costa de Torremolinos y es perfecta para toda la familia. Las aguas poco profundas invitan a un refrescante chapuzón, mientras que la arena oscura típica de la zona es ideal para practicar deportes de playa. Además, tras disfrutar de un agradable rato en la playa, te animamos a descubrir el paseo marítimo de la Carihuela, flanqueado por las típicas casitas decoradas con buganvillas y donde aún se conservan restos del antiguo barrio pesquero.

Situado muy cerca de la costa, encontramos el animado casco antiguo de Torremolinos. Anímate a recorrer el paseo marítimo del Bajondillo y adéntrate en la parte más antigua de la ciudad para pasear por la calle San Miguel. Esta bonita vía peatonal está repleta de negocios de todo tipo, desde joyerías y boutiques de moda hasta tiendas gourmet y de recuerdos. Además, si continúas el paseo por el casco antiguo de la ciudad, te encontrarás con la parroquia de San Miguel Arcángel, una iglesia de estilo neoclásico andaluz del siglo XVIII, situada en una pequeña plaza cerca de uno de los extremos de la calle San Miguel. Otro punto de interés histórico que no puedes perderte es la Torre Pimentel o de los Molinos, el único resto que se mantiene en pie de una estructura defensiva del siglo XIV.

Si te alejas un poco del casco antiguo, podrás visitar el espectacular Parque de la Batería. Este amplio enclave de espacios verdes constituye un oasis ideal para relajarse y desconectar del ajetreo del centro de la ciudad y perfecto para pasar el día en familia. Además, los pequeños de la casa podrán jugar en las amplias zonas recreativas, dar un paseo en el tiovivo de estilo veneciano o participar en un recorrido histórico por la antigua batería de artillería defensiva y sus búnkeres subterráneos. Por último, no pierdas la oportunidad de navegar por el enorme lago artificial o de subir al mirador para admirar las magníficas vistas del Mediterráneo. ¡Te encantará!

Cómo llegar a Torremolinos

Visitar Torremolinos desde Málaga es muy sencillo y, si optas por el transporte público, las combinaciones de tren y autobús son muy cómodas. Si te decantas por el tren, en la estación de Málaga centro podrás tomar el C1 en dirección a la estación de tren de Fuengirola y bajarte en Torremolinos. Un trayecto de 22 minutos y 8 paradas en el que irás con total comodidad. El autobús, por su parte, puede que tarde un poco más según el tráfico, pero también es una opción sencilla. Ve a la Terminal Muelle Heredia y toma el M-110 en dirección Torrenueva; tras unas 22 paradas que suele llevarte media hora, bájate en Torremolinos Centro. En cambio, si prefieres ir en coche o taxi, podrás elegir entre tomar la MA-21 por la costa o la A-7 por la montaña. En ambos casos, realizarás un trayecto de entre 20 y 35 minutos en función del tráfico existente.

4. Fuengirola

Fuengirola es uno de los pueblos de Málaga costa con mayor número de atractivos y es un destino fantástico para toda la familia. Además de sus amplias playas de arena que recorren siete kilómetros de costa, Fuengirola también alberga un zoológico, un parque acuático y un pequeño parque de atracciones cerca del centro de la ciudad.

Si hay que elegir un punto de partida para visitar Fuengirola, sin duda es su bello paseo marítimo. Este recorrido conecta todas las playas con los puntos de interés más emblemáticos, como es el Castillo Sohail. Este imponente castillo del siglo x se sitúa sobre una amplia colina junto al mar. Sus majestuosos muros y torres serán lo primero que llame tu atención y podrás visitarlos de manera gratuita; sin embargo, más allá del castillo, hay una amplia extensión de terreno donde hallarás una sala polivalente que organiza conciertos al aire libre, un área de ocio a orillas del río y un bonito puente colgante que une los paseos marítimos de la playa del Castillo y Santa Amalia.

Si buscas relajarte en Fuengirola, sin duda te recomendamos visitar las grandes playas de arena blanca. No obstante, si prefieres una zona más tranquila, te recomendamos la playa de San Francisco. Frente al Castillo Sohail y siguiendo por el paseo marítimo, llegarás a las playas de San Francisco, Santa Amalia, los Boliches y Torreblanca. Todas ellas suelen estar menos concurridas y cuentan con todo lo necesario para que tu día en la playa sea perfecto.

Si aún quieres descubrir más actividades que hacer en este pueblo de Málaga, estás de suerte. Fuengirola cuenta con infinidad de lugares en los que podrás vivir experiencias muy auténticas. Si buscas un plan relajado y artístico, disfruta de una obra en el Teatro Salón Varietés, el teatro inglés de Fuengirola, o acércate al puerto deportivo y descubre los impresionantes artistas callejeros que allí se encuentran. En cambio, si viajas con la familia y quieres aprovechar el tiempo al máximo, sin duda has venido al lugar correcto. Explora la fauna silvestre del zoológico Bioparc Fuengirola, refréscate en los toboganes del Aquamijas Water Park o disfruta del divertido parque infantil Sould Park Fuengirola. Como verás, las opciones son infinitas.

Cómo llegar a Fuengirola

Fuengirola ofrece un sinfín de planes que encantan a los malagueños y visitantes y viajar desde el centro de Málaga es muy sencillo. En coche, toma la Autovía de Circunvalación de Málaga desde la Avenida de Andalucía y continúa por la AP-7 y por la A-7 todo el trayecto hasta la salida 1014 desde A-7. En total te llevará una media de entre 25 y 50 minutos recorrer la distancia de 35 km en función del tráfico. También es muy buena opción elegir el transporte público en este caso. En tren, por ejemplo, solo tendrás que tomar la línea C1 desde la estación de Málaga centro y bajarte en la estación de tren de Fuengirola; además, es la última parada, por lo que no tiene pérdida. En autobús, en cambio, puedes elegir el M-113 desde la terminal Muelle Heredia hasta la terminal Fuengirola. En ambos medios de transporte, el trayecto es de aproximadamente una hora.

5. Maro

A los pies del parque nacional Sierra Almijara, entre campos de cultivo y bordeando al mar Mediterráneo se encuentra uno de esos pueblos de Málaga en los que da gusto perderse. La belleza de la costa malagueña da la bienvenida a los visitantes de Maro regalándoles playas de arena fina y aguas cristalinas como las calas del Cañuelo y del Pino y, para los más naturalistas, la playa nudista de Catarriján.

Aunque aquí no acaba la cosa, porque si hay un punto de obligada parada para cualquier visitante ese es el Paraje Natural de los Acantilados de Maro-Cerro Gordo. La vegetación de este parque, repleto de especies florales exóticas, pinos mediterráneos, algarrobos y enebros es el sueño de cualquier amante de la flora Mediterránea. Además, este rinconcito mareño está rodeado de cinco torres romanas, situadas en puntos estratégicos en los vertiginosos acantilados de Maro-Cerro Gordo que llegan hasta casi los 100 metros de altura, que permiten contemplar la belleza de sus costas y de la vegetación que las rodea a vista de pájaro.

pueblos de malaga playa maro cerro gordo

Y, si quieres darle un toque más intrépido a tu viaje, no puedes perderte sus rutas submarinas, en kayak o en barco a través de las que podrás descubrir la belleza de su fauna marina, así como acceder a la impresionante cascada de Maro y a cuevas a las que sólo se puede entrar desde el agua.

6. Marbella

Entre los pueblos de Málaga más conocidos no puede faltar Marbella, la emblemática capital de la Costa del Sol cuyo fantástico clima e inigualable oferta de ocio han convertido a lo que empezó como un humilde pueblo de pescadores en la década de los 50 en el lugar de residencia y de veraneo preferido de celebridades reconocidas a nivel nacional e internacional y de la popularmente conocida como jet set marbellí.

Y, si hay un lugar emblemático del antes pueblo costero ese es, sin duda, Puerto Banús. Un glamuroso puerto deportivo que nada tiene que envidiarle a Saint Tropez en el que podrás visitar boutiques exclusivas y club nocturnos de renombre mundial y dónde te encontrarás rodeado de elementos “típicos” de la zona como coches de alta gama y yates de varios metros de eslora.

Yates en puerto banus pueblos de malaga

Aunque Marbella es más que un sinónimo de lujo y fiesta, también destaca por la belleza de sus playas, contando con 23 playas de arena fina y aguas cristalinas en sus 27 kilómetros de costa, por sus zonas verdes, cuya joya de la corona es sin duda el Parque de la Alameda que compone un pulmón verde para la ciudad en pleno casco histórico, por su pequeño pero encantador museo al aire libre en la Avenida del Mar y por las Murallas de la antigua Alcazaba, que nos trasladan al pasado mozárabe de la ciudad.

7. Torre del Mar

Torre del Mar, anteriormente conocida como Atalaya de Vélez, es una bonita localidad de la costa malagueña situada en el término municipal de Vélez-Málaga.

Con sus cuatro kilómetros de playa de arena dorada, este pueblo de la costa de Málaga ofrece a sus visitantes multitud de actividades para disfrutar en familia o con amigos. Y, aunque su largo paseo marítimo es uno de sus grandes atractivos, Torre del Mar enamora a sus visitantes por su riqueza culturar y su historia. Por ejemplo, ¿sabías que el origen de su nombre proviene de una torre vigía de carácter defensivo construida alrededor del siglo XI, durante la ocupación musulmana?

Pero, sin duda, uno de los grandes símbolos de la localidad es su precioso faro blanco y azul. Esta edificación de casi 30 metros de altura se construyó en los años 70 junto al antiguo faro y se ha convertido en un referente del paisaje urbano de Torre del Mar.

faro del pueblo costeño de malaga torre del mar

Si decides acercarte por la zona, la Fábrica de Azúcar de Torre del Mar (La Azucarera) es otro de los monumentos más destacados que debes visitar. Además de ser un icono del patrimonio histórico e industrial de la costa de Málaga, la también llamada Fábrica Nuestra Señora del Carmen desempeñó un papel fundamental para el desarrollo socioeconómico de la localidad.

Como ves, Torre del Mar es una opción estupenda si buscas un pueblo en la costa de Málaga que reúna sol, playa y actividades culturales.

Cómo llegar a Torre del Mar

Si quieres visitar Torre del Mar y te alojas en el centro de Málaga, te sugerimos que te dirijas a la terminal Muelle Heredia y tomes el autobús de ALSA en dirección a Vélez Málaga; tras un trayecto de una hora aproximadamente, podrás apearte en la estación de autobuses de Torre del Mar. Además, si no te cuadra este autobús por horarios, también podrás realizar el mismo itinerario con los autobuses de Málaga-Maro y de Málaga-Motril. En cambio, si optas por ir en taxi o coche, toma la autovía A-7 en dirección Almería y desvíate por la salida 953. La duración estimada de este trayecto suele ser de entre 30 y 45 minutos.

8. Benalmádena

Sin duda, Benalmádena es uno de los pueblos de la costa malagueña más atractivos para, por un lado, disfrutar de la riqueza histórica de la provincia y, por otro lado, divertirse durante el verano. Y es que esta localidad lo tiene todo, lo que la ha convertido en uno de los principales destinos turísticos de la Costa del Sol.

Si buscas un pueblo en la costa de Málaga para disfrutar con tu familia, Benalmádena seguro que cumple con todos tus requisitos. Además de contar con innumerables restaurantes, chiringuitos y locales para disfrutar de la gastronomía local y tomar algo fresquito, esta localidad cuenta con un parque de atracciones, el Tivoli World Benalmádena, dos acuarios para disfrutar de la fauna marina y el único teleférico de la Costa del Sol.

teleferico pueblo de benalmadena en malaga

De hecho, si te gusta la naturaleza y quieres descubrir una de las vistas panorámicas más impresionantes del litoral, te recomendamos subir al Monte Calamorro en este teleférico. La estación de salida se encuentra en el núcleo urbano de Benalmádena y durante su recorrido de 3 km podrás comprobar la riqueza botánica de un entorno típicamente mediterráneo, que cuenta con especies de un gran interés ecológico.

Otro de los atractivos de este pueblo de Málaga es su patrimonio histórico, en el que destacamos los yacimientos prehistóricos y arqueológicos que debes visitar si te encuentras por la zona. La más importante es la Cueva del Toro, descubierta en 1969, que ha sido reconocida como un santuario del Paleolítico con 18.000 años de antigüedad, situada en el Monte Calamorro.

playa de benalmadena pueblo de malaga

Benalmádena también es un enclave especial para los amantes de los deportes náuticos, ya que cuenta con uno de los mayores puertos deportivos de Andalucía.

Y, por supuesto, tampoco nos olvidamos de su costa. Si lo que buscas es relajarte en una tumbona, tomar el solecito y disfrutar de la brisa del mar, en Benalmádena tienes 17 playas de arena, grava y palmeras a lo largo de casi 20 kilómetros de litoral.

9. Rincón de la Victoria

Muy cerca de la capital, en primera línea de costa, se encuentra este pueblo de Málaga conocido por acoger a todos los visitantes que se acercan a conocerla.

El Rincón de la Victoria ofrece una gran oferta de actividades turísticas y buenas playas en las que relajarse. Como otros pueblos del litoral malagueño, esta localidad cuenta con un rico patrimonio histórico, cultural y biológico.  Las pinturas rupestres y los restos arqueológicos del Paleolítico encontrados en la cueva del Tesoro o del Higuerón son un buen ejemplo de ello.

Se trata de una de las tres únicas cuevas de origen marino que se conocen en el mundo (junto a otra situada en Asia y América Central). Esta cueva está adaptada para poder visitarla cómodamente y algo te podemos asegurar, ¡no te dejará indiferente!

rincon de la victoria malaga playa

El Rincón de la Victoria también es un pueblo perfecto para disfrutar de actividades al aire libre. Gracias al buen tiempo que caracteriza a esta zona durante todo el año, podrás disfrutar de sus casi 8 kilómetros de playa con zonas de acantilados, calas y rutas para hacer senderismo y ciclismo.

Pero sin duda, si tenemos que recomendar una actividad en El Rincón de la Victoria es el turismo subacuático. El litoral de Málaga esconde ecosistemas marinos únicos y característicos del Mar de Alborán. Sumergidos en sus aguas podrás encontrar tesoros de gran valor que puedes disfrutar a nado, en kayak o buceando.

Por supuesto, para reponer fuerzas después de todas estas actividades, la localidad cuenta con numerosos restaurantes y chiringuitos en los que puedes disfrutar de la gastronomía malagueña y de sus famosos espetos de sardina durante todo el año.

10. Manilva

Seguro que has oído hablar de Manilva, otro bonito pueblo costero de Málaga que se encuentra a 97 km de la capital de la Costa del Sol y a tan solo 35 km de Gibraltar. Además de sus playas, este encantador pueblo malagueño dispone de mucha riqueza histórica y cultural, por lo que, si estás de pasada, tendrás muchas cosas que ver. Uno de los monumentos más famosos es el Castillo de la Duquesa; se trata de una fortaleza que se levantó en el siglo XVIII y formaba parte de una antigua villa romana. Su función era la de proteger la costa contra los ataques de los piratas. 

castillo-de-la-duquesa-manilva

Si te apetece más pasear por el centro del pueblo, una visita imprescindible es la de la Casa Villa Matilde, casa que perteneció a Blas Infantes, el padre de la patria andaluza, y en la que se pueden entrever restos arqueológicos de la época de los romanas. Toda una maravilla, ¿no crees? Eso sí, sigue explorando porque hay mucho más. 

¿Has dicho chapuzón? Si quieres disfrutar de un verdadero espectáculo paisajístico y natural, no dejes de visitar la famosa Playa de Punta Chullera, que está rodeada de rocas y acantilados bajos. Es muy apta para practicar pesca submarina debido a sus aguas tan limpias y transparentes. Otras opciones también son la Playa de la Duquesa y la Playa del Castillo, ambas de arena. 

playa-punta-chullera-manilva

¿Vas a perderte este pueblo malagueño tan encantador? 

Cómo llegar a Manilva

Para descubrir este impresionante pueblo de Málaga, existen diferentes alternativas. Si tu idea es que el trayecto sea lo más corto posible, puedes elegir entre ir en coche o en taxi. En ambos casos, la ruta más rápida es elegir la autopista AP-7, con la que recorrerás los 102 km de distancia en una hora y 15 minutos; pero ten en cuenta que hay peajes. Si quieres evitarlos, te sugerimos tomar la A-7, con la que puede que tardes un poco más, pero ahorrarás dinero. En cambio, si prefieres el transporte público, puedes dirigirte a la estación de autobuses y tomar el Avanza L-605 en dirección Estepona. Tras hora y media de trayecto, te dejará en la Terminal Estepona, donde deberás tomar el L-77 durante media hora.

11. Estepona

Otra de las maravillas malagueñas se esconde en Estepona, una localidad situada en la zona suroccidental de la provincia y perteneciente a la comarca de la Costa del Sol Occidental. Aparte de sonarte su nombre por los típicos “Polvorones de Estepona”, en este encantador municipio malagueño hay mucho que ver, desde playas hasta montañas. 

Para empezar, si das una vuelta por su centro histórico, quedarás hechizado por sus callejones blancos, estrechos y laberínticos que son de lo más suntuosos. De hecho, el pueblo se divide entre el Barrio Antiguo, donde viven las familias más apoderadas de la zona, y el Barrio de la Villa, donde se concentra el resto de la población. A lo largo del paseo, te acabarás topando con el centro neurálgico de la localidad malagueña: la Plaza de las Flores, el punto más céntrico y alegre presenta una decoración con un sinfín de flores coloridas. 

plaza-de-las-flores-estepona

Sin duda, uno de los principales atractivos de la localidad es el Paseo Marítimo y, por su puesto, sus playas. Se trata de un largo recorrido que puedes disfrutar a pie, corriendo si te animas o en bicicleta. Bautizado como Pedro Manrique, este paseo viene con sorpresa, ya que al finalizar el recorrido te encontrarás con el increíble Faro de Punta Doncella, que actualmente sigue funcionando con células fotovoltaicas. Además, es un punto excelente para sacarte algún foto y hacer que tu estancia en Estepona sea inolvidable, mágica y encantadora. 

faro-de-punta-doncella-estepona

Cómo llegar a Estepona

Si tienes intención de visitar Estepona, te explicamos cómo hacerlo. Si quieres ir en autobús, es muy sencillo. Desde la propia Alameda Principal, podrás tomar el bus que se dirige hacia el aeropuerto. Una vez allí, desde la terminal de llegadas, podrás tomar la línea L-610, de la compañía Avanza, en dirección La Línea. Tras 45 minutos, apéate en la Terminal San Pedro y toma la línea L-79 en dirección Estepona. Pasados 40 minutos, llegarás a la parada Antigua Terminal, desde la que continuarás unos 600 m a pie y, finalmente, habrás llegado a tu destino: Estepona. Por el contrario, si optas por viajar en coche propio o en taxi, te aconsejamos que tomes la autovía A-7 y recorrerás los casi 92 km de distancia en un tiempo estimado de una hora u hora y media, en función del tráfico existente.

12. Algarrobo

Si Estepona es conocido por sus polvorones, en Algarrobo es típica la torta. Este encantador municipio malagueño forma parte de la comarca de la Axarquía y está a tan solo 40 kilómetros de la capital sureña.

Con una fuerte influencia árabe en su arquitectura, uno de los monumentos más destacados es la Iglesia de Santa Ana, que data de principios del siglo XVII y presenta una construcción que combina elementos de estilo gótico y mudéjar. Justo al lado, se encuentra el Parque de las Escalerillas, una zona verde donde descansar, pasear o sentarse. En esta misma línea, también encontramos la Torre Ladeada, de origen musulmán. En el pasado se utilizaba como punto defensivo y de vigilancia. 

puesta-de-sol-algarrobo

Por último, si vienes a este pueblo tan encantador cuando se acerca el buen tiempo, seguro que te apetece sumergirte en algunas de sus preciosas playas. Elige entre la Playa Algarrobo Costa o la Plata Mezquitilla, que es menos arenosa.

Cómo llegar a Algarrobo

En este apartado, te explicaremos brevemente cómo llegar a Algarrobo. En esta ocasión, será necesario que vayas en coche o en taxi, pues no existen medios de transporte público hasta el pueblo de Algarrobo. Tanto si eliges el taxi o el coche propio, emplearás entre 35 y 50 minutos en recorrer los 40 km de distancia. Te sugerimos que te dirijas hacia la E-15/A-7 desde el Paseo del Parque, luego continúa por esta carretera durante unos 20 minutos hasta la salida 948. Finalmente, sigue por la A-7206 y conduce hacia calle San Sebastián en Algarrobo.

Pueblos de interior

No obstante, Málaga ofrece mucho más que sus bellas costas. Si te adentras hacia el interior de la provincia, descubrirás algunos de los pueblos de Málaga más bonitos que hayas visto nunca. Preciosas casas blancas, sinuosas calles empedradas y una amplia gama de deliciosos productos comarcales te esperan en nuestros pueblos de interior. ¡Comencemos nuestro viaje!

1. Frigiliana

Nuestra siguiente propuesta te dejará sin palabras. Situado en la zona más oriental de la Axarquía y junto al Parque Natural de las Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama, se encuentra Frigiliana, uno de los pueblos de Málaga más bonitos y mejor conservados.

Sus sinuosas y estrechas calles, las paredes encaladas y las casitas de origen morisco-mudéjar hacen de Frigiliana un enclave muy especial, cuyo casco histórico se ha ganado el título de Conjunto Histórico Artístico. Te invitamos a recorrer sus preciosos rincones y descubrir la herencia morisca más pura de nuestra ciudad.

Además, este pueblo alberga la única fábrica de miel de caña que aún existe en Europa. No querrás marcharte sin probar esta deliciosa miel y los fantásticos productos típicos que se elaboran con ella, como la arropía y las marcochas.

Cómo llegar a Frigiliana

A continuación, te explicamos cómo llegar a Frigiliana desde el centro de Málaga. Si eliges el coche o el taxi, toma la A-7 en dirección Almería y desvíate en la salida 933; recorrerás los 57 km de distancia en un tiempo estimado de entre 45 minutos y una hora. En esta ocasión, no existen opciones viables de transporte público.

2. Júzcar

Ampliamente conocido como “el pueblo pitufo”, este pueblo de Málaga se ha convertido en uno de los más fotografiados tras haberse teñido de azul para promocionar la película de estos singulares personajes.

Gracias a su situación en plena Serranía de Ronda, en el paraje natural del Valle del Genal, Júzcar es el destino ideal de fin de semana para los amantes de actividades deportivas, como el senderismo o el barranquismo. Además, forma parte de la Ruta de Fray Leopoldo, una senda turística de carácter rural que recorre los municipios de Alpandeire, Pujerra, Igualeja, Cartajima y Faraján. En esta ruta encontrarás numerosos lugares que recuerdan al santo más venerado de Andalucía y contemplarás hermosos paisajes de almendros, narcisos y jara blanca.

Júzcar

Por otro lado, te invitamos a conocer las singularidades de este municipio. La histórica Iglesia de Santa Catalina, la antigua Fábrica de Hojalata o el Museo Micológico son solo algunos de los monumentos que podrás encontrar. ¡Y no te vayas sin probar algunos de sus productos más típicos!

3. Ronda

Algunos se llevarán las manos a la cabeza al ver a Ronda en esta lista de pueblos bonitos de Málaga. Y es que Ronda está considerada una de las ciudades más bonitas de Andalucía. Sin embargo, consideramos que no podía faltar en nuestra lista por todo lo que puede aportar y porque es la puerta de entrada a una comarca llena de pueblos idílicos que irán apareciendo en próximas ampliaciones de este artículo.

Ronda es hogar de romanos, musulmanes, caballeros, clérigos, toreros y bandoleros. La denominada Ciudad Romántica que te permite, todavía hoy, viajar en el tiempo sin dejar de pisar sus empedradas calles.

Si no sabes por dónde empezar tu visita a la Ciudad del Tajo, te recomendamos que lo hagas por el Paseo de Blas Infante y sus alrededores. Aquí está la plaza de toros, Bien de Interés Cultural, Patrimonio histórico de España con categoría de Monumento. Pero, sobre todo, una de las más antiguas de España con su característica gradería de piedra. En el exterior, la zona ajardinada acaba en un acantilado salteado de miradores que te dejarán boquiabierto.

Desde allí, lo lógico es recorrer el acantilado hasta el Puente Nuevo. Este es sin duda el emblema de Ronda y el lugar más espectacular que ver en Ronda. Te recomendamos que lo admires desde todas las perspectivas posibles. Eso sí, nuestra favorita es desde abajo, frente a la ciudad. ¿Te atreves?



Además, no deberías perderte el Puente Viejo, el Palacio del Rey Moro (y su mina de agua) o los Jardines de Cuenca. Pero, además, Ronda esconde muchos museos que harán las delicias de los visitantes. El Museo del Bandolero, el Centro de interpretación del Vino, la Casa del gigante… Ahora entenderás por qué Ronda no es un pueblo de Málaga más.

Cómo llegar a Ronda

En esta ocasión, te explicamos cómo llegar a Ronda. En primer lugar, si coges el autobús, dirígete a la estación de autobuses y toma la línea Avanza L-304 en dirección Ronda; llegarás al destino en un tiempo estimado de 2 horas y 45 minutos. Si eliges viajar en coche, te sugerimos tomar la A-357 y A-367, en las que emplearás entre 1 hora y 10 minutos y 1 hora y 40 minutos hasta llegar a tu destino.

4. Antequera

Antequera es otro de los lugares que hay que ver en la provincia de Málaga. Para muchos, un imprescindible. Muestra de su importancia es que, por su ubicación en el centro geográfico de Andalucía, fue candidata a capital de la comunidad autónoma. Al igual que Ronda, no podemos hablar de un pueblo como tal, pero de lo que no hay duda es de que hará disfrutar a todo aquel que lo visite.

Los amantes de la historia disfrutarán de lo lindo en Antequera. Empezamos por los Dólmenes de Menga, Viera y el Romeral, que recientemente han recibido el reconocimiento de Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Una visita a estas construcciones prehistóricas te dejará helado. No solo por lo fresco que se está dentro de ellos, si no por admirar una construcción de tales dimensiones.

Además, en Antequera tendrás que visitar la Alcazaba y la colegiata de Santa María la Mayor, desde donde podrás admirar el panorama de la ciudad y toda la vega. Puedes adquirir una entrada combinada que te permitirá entrar a ambos monumentos y admirar el pasado árabe de Antequera y su colegiata: uno de los edificios del renacimiento español más importantes. Si buscas más piezas de arte y arqueología, deberás visitar el palacio de Nájera que alberca el Museo de Antequera.

Por último, ninguna visita a Antequera está completa sin pasar por el Torcal. Este paraje natural ofrece un paisaje kárstico único y te permitirá descubrir fósiles marinos, vestigios de cuando este entorno (a más de 1000 metros sobre el nivel del mar) se encontraba sumergido en el período Jurásico. No fue hasta la Era Terciaria, con los movimientos que originaron los Alpes, que este monumento natural surgió de bajo las aguas con sus simbólicas formas rocosas. Un paisaje de ensueño que no deberías perderte en tu visita a Antequera.

¿Qué te ha parecido esta lista con los mejores pueblos de Málaga? Si quieres conocer todos los encantos que alberga nuestra provincia, te aconsejamos que estés muy atento a las futuras actualizaciones. En cambio, si prefieres otro tipo de plan, también puedes echar un vistazo a nuestra guía sobre exposiciones de arte en Málaga. ¡Toma nota y no te pierdas ningún plan!

Cómo llegar a Antequera

Si planeas visitar Antequera, uno de los pueblos de Málaga con mayor encanto, te explicamos brevemente cómo llegar desde el centro de Málaga. ¿Viajas en un coche propio o taxi? Toma la A-45 y llegarás en un tiempo estimado de entre 40 minutos y 1 hora. ¿Vas en autobús? Dirígete hacia la estación de autobuses de Málaga y elige el autobús de ALSA Málaga-Alameda Marquesina y llegarás a Antequera en una hora.

5. Casares

Entre la Serranía de Ronda y el Campo de Gibraltar, a 435 metros sobre el nivel del mar, encontramos uno de esos pueblos de Málaga de postal: Casares. Caracterizado por sus casas blancas encaladas cuya pintoresca predisposición le ha otorgado la denominación de “pueblo colgante” Casares te traslada a otra época. Un tiempo más tranquilo en el que pasear por el idílico pueblo es la mejor actividad para dejar atrás el estrés del día a día. Eso, y relajarse en su balneario.

pueblos de malaga interior casares desde las alturas

Entre la Serranía de Ronda y el Campo de Gibraltar, a 435 metros sobre el nivel del mar, encontramos uno de esos pueblos de Málaga de postal: Casares. Caracterizado por sus casas blancas encaladas cuya pintoresca predisposición le ha otorgado la denominación de “pueblo colgante” Casares te traslada a otra época. Un tiempo más tranquilo en el que pasear por el idílico pueblo es la mejor actividad para dejar atrás el estrés del día a día. Eso, y relajarse en su balneario.

Porque si pasas por Casares tienes que darte un chapuzón en los Baños de la Hedionda, un balneario romano que data del siglo I a.C. en el que se cuenta que se bañaron los hombres del mismísimo Julio César. Construido alrededor de un manantial de aguas sulfurosas, relajarte en estas aguas que permanecen a 18ºC durante todo el año no será un problema.

Aunque si hay algo que caracteriza y llena de orgullo a Casares es ser el pueblo que vio nacer al padre de la patria andaluza, ser la cuna de Blas Infante. Por lo que si visitas este rinconcito del interior malagueño tienes que pasar por la Casa Natal de Blas Infante, que se ha conservado y transformado en un museo dónde puede verse una exposición permanente con fragmentos y obras del ilustre casareño. También es uno de los puntos de información turística del pueblo y cuenta con exposiciones temporales de artistas locales.

6. Genalguacil

En plena Serranía de Ronda en el corazón del Valle del Genal, rodeado de bosques de pinsapos y de las cumbres de Sierra Bermeja, se encuentra Genalguacil; uno de esos pueblos de Málaga que tienes que visitar al menos una vez en la vida.

Popularmente conocido como el pueblo museo este idílico rincón malagueño se caracteriza por su celebración del arte, que se respira y se ve reflejado en sus calles durante todo el año a través de su exposición permanente de obras de arte local en plena calle. Murales pintados en las fachadas, esculturas, troncos tallados, cerámica y fotografías son algunos ejemplos de lo qué puedes encontrarte mientras paseas por sus calles. Aunque no todas sus obras de arte están a pie de calle, también puedes ver aquellas más destacadas, o que requieren ciertas condiciones de conservación que no pueden conseguirse en exteriores, en su Museo de Arte Contemporáneo; que reúne numerosas obras procedentes de los Encuentros de Arte, certamen bienal en el que una decena de prestigiosos artistas desarrollan nuevas obras que pasarán a formar parte de la herencia de Genalguacil, uniéndose a su exposición en exteriores o al catálogo de su museo.

pueblos de malaga calles de genalguacil

Aunque este pueblo no sólo es famoso por su espíritu artista, sino que también es célebre por su belleza; siendo considerado como uno de los pueblos más bonitos de España hasta la fecha. ¿Y qué mejor lugar que contemplar el encanto de este pueblo blanco que desde las alturas? No te pierdas la belleza de Genalguacil desde el Mirador de la Plaza, desde el que también tendrás acceso a una panorámica de cuento del valle del Genal, la Sierra Bermeja y la Sierra Crestellina.

7. Ojén

En este precioso pueblo de Málaga, situado entre el mar y la Sierra de las Nieves, podrás disfrutar de la playa, la montaña o los festivales, sin renunciar a nada. Gracias a la cercanía con las playas y la ciudad de Marbella, a su fantástica ubicación rodeada de bellos parajes naturales y a su activa vida cultural que desemboca en la celebración del Ojeando, uno de los festivales de música independiente de referencia a nivel nacional, Ojén se convierte en el municipio perfecto para desarrollar todos tus planes.

vistas de pueblo de malaga ojen

Este municipio de origen morisco llama la atención de amantes de la historia gracias a su longeva historia, que se remonta a los primeros asentamientos humanos del Neolítico y tiene su culmen durante la época musulmana, cuando tuvieron lugar varios conflictos entre musulmanes y cristianos. En esta línea, Ojén cuenta con varios enclaves históricos como son la iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Encarnación, construida sobre una antigua mezquita en el siglo xvi, la Fuente de los Chorros y las Cuevas de Ojén, un monumento natural de origen kárstico donde actualmente se celebran conciertos y eventos.

Si eres amante de la gastronomía, te recomendamos visitar el Museo del Molino de Aceite y el Museo del Vino, ubicado en una antigua destilería de aguardiente que llamó la atención de célebres personalidades como Pablo Picasso y Camilo José Cela. En cuanto a productos locales, en Ojén destaca el uso culinario de alimentos procedentes de la huerta y la cacería, de ahí que muchos de sus platos más conocidos tengan una gran presencia de hinojo. Su plato más tradicional es la conocida Sopa jervia, aunque también es conocido su gazpacho de uvas y almendras, así como una amplia variedad de postres entre los que destacan los roquetes, buñuelos, estofado de castañas y churros mojaos en agua salada. ¿A qué esperas para conocer este impresionante pueblo de Málaga?

8. Casarabonela

Desde nuestros apartamentos vacacionales de Málaga te invitamos a descubrir el municipio de Casarabonela. Situado en las faldas de Sierra Prieta y con unas impresionantes vistas al Valle del Guadalhorce y al mar, Casarabonela te guiará por un amplio recorrido histórico marcado por su herencia romana, musulmana y cristiana.

Las calles estrechas y encaladas propias de la época morisca, los templos cristianos como la iglesia de Santiago o la ermita de la Veracruz, así como los yacimientos romanos de Taivilla y Los Villares se conjugan en una fantástica combinación de culturas y religiones que constituye el mayor reclamo de este pueblo de Málaga. Además, si quieres saciar tu sed turística y disfrutar de las mejores vistas del municipio, te recomendamos visitar los restos del castillo árabe de Casarabonela, declarado Bien de Interés Cultural, y la plaza de Buenavista, también conocida como “Los Poyos”. Por último, no te vayas sin ver el Molino de los Mizos, el Jardín Andalusí o el Jardín Botánico de Cactus “Mora i Bravard”, uno de los mejores centros de cultivo de cactus de Europa.

mejores pueblos de malaga casarabonela

En cuanto a la gastronomía local, Casarabonela es conocida por ingredientes de la comarca como las aceitunas, encurtidos, chacinas y miel. Su plato estrella es el Pipeo, una olla cocinada con lechuga y pipas de haba, aunque también destacan platos típicamente malagueños como los callos, el arrope, el chivo y conejo al ajillo o el gazpachuelo. Por último, los amantes del dulce no pueden dejar de probar las deliciosas tortas de aceite o de almendra, los roscos de vino, empanadillas de batata, mostachones, mantecados y polvorones. ¡Un auténtico placer para los sentidos!

9. Guaro

Guaro es un municipio situado en la comarca de la Sierra de las Nieves. Los bellos enclaves de casas blancas y calles empinadas, el entorno natural privilegiado y el gran valor turístico y cultural que ha desarrollado gracias a su famoso Festival de la Luna Mora lo convierten en el lugar ideal para realizar una visita inolvidable.

mejores pueblos que ver en malaga guaro

En este pueblo de Málaga no puedes perderte la iglesia parroquial de San Miguel Arcángel, situado en pleno casco histórico, cerca del Ayuntamiento y de la Fuente de San Isidro Labrador. Prueba del alto valor religioso del municipio son también las ermitas de la Cruz del Puerto y de San Isidro, ambas con vistas panorámicas excepcionales.

Para saciar tu interés cultural, te recomendamos el Centro Cultural Al-Andaluz y el Museo Etnográfico del Aceite, donde podrás ver una prensa árabe de aceite del siglo xii, así como el Museo del Aceite de Marmolejo, que guarda los antiguos molinos de Guaro.

Por último, como parte de la gastronomía local, destacan los cocidos como el conejo a la almendra, la caldereta de chivo o el Galipuche, un cocido de verduras con tortilla típico del municipio. ¡Y no te olvides del postre! Deléitate con las tortas de almendras, los bocaditos y los roscos de Navidad. ¡Te dejarán sin palabras!

10. Yunquera: en pleno corazón de la naturaleza

Yunquera es un pueblecito blanco situado en el corazón del Parque Natural Sierra de las Nieves y destaca por su abundancia de ríos y manantiales. No hay mejor riqueza que el agua, ¿verdad? El entorno natural de este municipio destaca sobre todo por su extenso bosque de pinsapos, que llega a ocupar hasta 1050 hectáreas. Si te apetece organizar alguna actividad al aire libre, estás en la zona de interior de Málaga adecuada.

En cambio, si prefieres dar una vuelta por el casco urbano y visitar todos los puntos más emblemáticos, te adelantamos que uno de los lugares de interés más preciados es la Torre Vigía o Castillo. Como su nombre indica, esta construcción permitía a las tropas españolas advertir los ataques napoleónicos durante la Guerra de la Independencia. ¿Te atreves a venir hasta aquí y sentir que viajas a través del tiempo? Echa un vistazo a los horarios de apertura y marca el día en tu agenda para no perderte nada.

Cae el Sol y llega la noche… pero antes de regresar al apartamento te tenemos preparada una sorpresa: si eres de los que piensa que el cielo no es el límite, estás de suerte. Deja volar tu imaginación en el centro de observación astronómica y descubre todas las estrellas, planetas y satélites. No hay mejor forma de irse a dormir, ¿no crees?

11. Carratraca: un pueblo de interior con mucho encanto

Si al viajar a la zona de interior buscas un enclave con mucha paz, te garantizamos que la vas a encontrar en Carratraca. En esta pequeño pueblo, dividido por el paso del arroyo de las Cañas, encontrarás uno de los puntos de mayor altitud a 1200 metros si te apetece una aventura de lo más montañera: ascender al Pico del Grajo.

Como te decíamos, este pueblecito del interior de Málaga destaca por su tranquilidad y sosiego, así que, si todavía quieres relajarte más, tenemos la opción ideal para ti: el Balneario de Carratraca. Se trata de uno de los más reconocidos de Andalucía y lo encontrarás en la Calle Baños. ¿Casualidad? Consta de un patio de zócalo de cerámica blanca donde encontrarás una piscina de aguas termales y curativas. Probablemente, este sea el punto más visitado y de mayor interés de la aldea. De hecho, en 2015 recibió el premio Medical Wellness & Spa al mejor centro de salud en España.

¡No esperes a que te lo cuenten!

Otra de las joyas con más encanto de Carratraca, y muy relacionada con las termas de las que te hablábamos, es la Iglesia Virgen de la Salud, patrona del municipio. Destaca sobre todo por su fachada de color blanco, un rasgo típico que observarás en casi toda la zona de interior de Málaga. Si tu visita coincide con el 15 de agosto, vivirás la Feria de Carratraca en honor a la patrona.

12. Igualeja: el paraíso otoñal

Si hay algo de lo que realmente te vayas a enamorar en este pueblo de interior de Málaga es de su denominado Bosque de Cobre. Se trata del aspecto que adquiere este bosque de castaños situado entre Pujerra e Igualeja durante la época otoñal: un entorno mágico y de película. Se trata de una ruta muy sencilla apta para todos los niveles. Además, durante el camino, que transcurre por un amplio castañar, podrás aprovechar para recoger castañas, un producto gastronómico muy típico en el Valle del Genal, donde se enclava este bonito pueblo de interior.

Pero no olvides dar una vuelta por este municipio. Con lo primero que vas a topar es con la Fuente de la Alquería, ya que está situada justo en la entrada. Si vienes durante temporada de lluvias, vas a poder disfrutar de la riqueza del agua en estado puro, todo un espectáculo natural. Sigue andando hacia el centro del pueblo: en la zona antigua encontrarás el Albaicín, un barrio con mucho encanto con calles en zigzag repletas de macetas con flores y desde donde vas a poder contemplar el famoso bosque de castaños.

13. Archidona: un pueblo con mucha historia

Si eres de los que se interesa mucho por la historia, te acompañamos en un recorrido por Archidona, un pueblo con mucho encanto situado en la comarca nororiental de Nororma. En la antigüedad, el municipio fue habitado por fenicios, romanos y árabes y prueba de ello se refleja en los estilos tan variados de la arquitectura y los edificios.

¿Quieres que empecemos el tour para que vivas la experiencia de primera mano? Te recomendamos iniciarlo por el centro: la Plaza Ochavada de estilo barroco es uno de los puntos más emblemáticos de este pueblo malagueño, junto con la Puerta del Sol, una fortificación que protegía a la ciudad contra los ataques.

Para completar la visita arquitectónica, no olvides visitar el convento de las Mínimas, también de estilo barroco, y el convento de Santo Domingo. Por último, y para terminar de empaparte del legado religioso de este encantador pueblo de Málaga, acércate a la iglesia de la Victoria (siglo XVI), de estilo manierista.

Al acabar, si te apetece alejarte del centro y sumergirte más en la naturaleza, plantéate hacer alguna ruta: una de las más conocidas es la Ruta Camino del Santuario. No tiene ninguna dificultad y disfrutarás de unos parajes y senderos preciosos hasta llegar al Santuario de la Virgen de Gracia.

14. Casabermeja: un municipio enclavado en la montaña

No tendrás que alejarte demasiado de la capital malagueña si lo que buscas es relajarte en plena montaña. A tan solo 18 kilómetros, se encuentra Casabermeja, un municipio rodeado por los ríos Guadalmedina y Arroyo de Cauche.

La riqueza histórica también es muy evidente en este pueblo, lo que se plasma en los restos que quedaron de una antigua muralla y la Torre Zambra. Si tienes tiempo para hacer algo de turismo, el monumento más importante y que se contempla desde lejos es la iglesia parroquial de Nuestra Señora del Socorro. Sigue andando y en las afueras toparás con un cementerio un tanto singular debido a la extravagancia de sus sepulcros y tumbas. De hecho, fue declarado Monumento Nacional en 1980.

Otros de los grandes tesoros que esconde este encantador pueblo son sus yacimientos arqueológicos y las pinturas rupestres. Si te apetece saber más, te recomendamos la Ruta Peñas de Cabrera, una caminata circular no muy larga que pasa por varias cuevas en las que se puede contemplar todo el arte rupestre de esta zona de interior malagueña. En el trayecto, también hay un tramo que va por el bosque donde encontrarás esparragueras, lavanda, encinas o acebuches, la flora más típica de la zona.

Te invitamos a explorar esta joya malagueña. ¿Te apuntas?

Cómo llegar a Casabermeja

Si quieres visitar este bonito pueblo de Málaga en transporte público, dirígete a la estación de autobuses de Málaga y toma el autobús de ALSA en dirección Alfarnate. Tras media hora de camino, bájate en la parada de la gasolinera de Casabermeja y habrás llegado a tu destino. Por otra parte, si eliges ir en coche, toma la A-45 y llegarás a tu destino en un tiempo estimado de entre 22 y 35 minutos.

15. Ardales: la cara norte de la Sierra de las Nieves

Si hay algo que caracteriza a este pueblo malagueño, ubicado en la comarca del Guadalteba, es la gran cantidad de atracciones turísticas y naturales de las que dispone. En concreto, hay una que es muy famosa y seguro que te suena: el Caminito del Rey y el Desfiladero de los Gaitanes: se trata de uno de los parajes naturales más impresionantes de Málaga y con unas vistas panorámicas increíbles. Si estás de paso por este pueblo de interior, se trata de una visita obligatoria, así que no te lo pienses más.

En cambio, si vas con menos tiempo y quieres ver lo esencial de la localidad, te contamos qué monumentos no puedes dejar de visitar: empápate de nuevo del pasado andalusí con el Castillo de la Peña y el Castillo de Turón. Este último es el vestigio de la victoria de Omar Ben Hafsun contra el Emirato de Córdoba, con la cual obtuvo Ardales. El nombre del castillo se debe a que está situado sobre el río Turon, un bello recorrido en el que podemos cruzar por el Puente Romano de la Molina. Como vez, la mezcla de estilos y cultura es algo inminente en este encantador pueblo de Málaga.

Si te apetece indagar más sobre la historia y las tradiciones de este municipio, acércate al Museo de la Historia y las Tradiciones y al Centro de Interpretación de la Prehistoria para conocer todo el legado que han dejado las distintas civilizaciones. ¿Te atreves? Ardales y sus secretos te esperan.

Te invitamos a que seas tú quien pasee por sus calles con casitas blancas y descubra el verdadero encanto y la magia de este pueblo de interior.

16. Alfarnate y Alfarnatejo, pueblos hermanos

Alfarnate y Alfarnatejo son dos pequeños pueblos limítrofes de la zona del interior de Málaga pertenecientes a la comarca de la Axarquía. Ambos están rodeados por parajes naturales increíbles: las sierras de Enmedio, Palomera y Jobo. Eso sí, aunque Alfarnate sea un poco más grande que Alfarnatejo, hay algo que caracteriza a estos dos municipios tan cercanos: los cultivos de olivos y cerezos del valle. Atrévete a descubrir e incluso probar algunos de los mejores productos gastronómicos de esta zona tan encantadora.

Si tu primera parada es Alfarnate y quieres visitar el casco histórico, encontrarás monumentos cuya arquitectura es de estilo árabe, como la antigua Venta de Alfarnate, que hoy en día se ha convertido en un museo, o la Iglesia de Santa Ana: una importantísima obra influenciada por el arte mudéjar.

En cambio, si prefieres dejarte llevar e ir a tu aire, te proponemos adentrarte por sus preciosas callejuelas estrechas, que son producto del origen morisco del municipio. Te sorprenderás con la magia de cada uno de sus rincones.

A tan solo 6 minutos en coche y a menos de 4 kilómetros se encuentra Alfarnatejo. Lo que viene siendo un paseo, ¿no crees? También impregnado por la cultura musulmana, este pueblo de interior cuenta con encantos como las ruinas de un castillo de la época árabe situado en la ladera de la sierra y a casi 900 metros de altitud, por lo que visitarlo puede ser una buena opción si buscas combinar senderismo y turismo. Otra opción que te proponemos desde este pueblo de Málaga es la ascensión al Pico Chamizo, que está a casi 1.700 m de altitud. Eso sí, la ruta ya exige ciertas capacidades técnicas, así que, si quieres sacar tu lado más aventurero, ¡adelante!

17. El Burgo, un paraje en la Sierra de las Nieves

Si hay algo destacable de este encantador pueblo de la provincia de Málaga, es que está enclavado en plena naturaleza, en la Sierra de las Nieves, entre la Costa del Sol y Ronda.

Entre sus puntos de interés más significativos, cabe resaltar el Castillo de Miraflores, una enorme fortaleza que ya está perfectamente integrada en el casco urbano del municipio y que servía como punto de control de los asentamientos en la época romana. Las iglesias y las ermitas también forman parte de la arquitectura destacada de este encantador pueblo malagueño, como la de San Agustín o la de Nuestra Señora de la Encarnación, así que no dejes de visitarlas para empaparte de su historia y tradición.

Aunque una visita turística siempre es obligatoria, el plato fuerte de este pueblo son las innumerables rutas y senderos que posee, aptos para realizar tanto a pie como en bicicleta. Una de ellas, el recorrido El Burgo – Los Sauces – Yunquera (parte del recorrido de la Gran Senda de Málaga), te permitirá contemplar los olivares de cultivo, los castaños y algunos viñedos. Toda una experiencia deportiva, natural y gastronómica. ¿Te apuntas?

18. Tolox, un pueblo de contrastes en plena naturaleza

¿Has oído hablar de Tolox? Este encantador municipio malagueño también forma parte de la Sierra de las Nieves y una de las curiosidades de su apariencia es la mezcla de los colores claros de caliza con los tonos más oscuros de las peridotitas. A ello se le suma el blanco de las casitas que tanto nos recuerda a los pueblos malagueños de la costa, pero estando en la montaña. ¿No te parece mágico? Pues sigue leyendo.

Quizás te apetezca relajarte recorriendo las callejuelas estrechas de este pueblo a la vez que contemplas restos de castillos y murallas que evocan batallas y momentos históricos. No obstante, y sin duda, uno de los puntos más visitados de esta localidad es el Balneario de Fuente Amargosa, un centro donde se tratan problemas cutáneos o problemas respiratorios, desde hace siglos.

Si te va la aventura y disfrutar de los espectáculos que ofrece la Madre Tierra, entonces te recomendamos el Sendero de las Cascadas, una ruta circular de apenas 11 kilómetros que es espectacular, sobre todo durante la época de lluvias.

19. Gaucín: el pueblo blanco con más encanto según The Telegraph

Sin duda, uno de los pueblos blancos con más encanto de la sierra de Málaga es Gaucín. Tanto es así que el conocido diario ‘The Telegraph’ lo definió en un artículo que publicó en el verano de 2020 como “el pueblo más perfecto de España”.

Y es que la belleza de Gaucín ha atrapado a miles de visitantes a lo largo de los años. Algunos de ellos muy conocidos, como Victor Eldestein, uno de los diseñadores favoritos de Lady Di, los actores Hugh Dancy —’Downton Abbey: Una nueva era’— y Claire Dane, y los autores Richard Ford, Francis Carter o Gerald Brenan entre otros.

Este pueblo de Málaga de más de 1500 habitantes está situado en la serranía de Ronda. Destaca por sus casas pintadas de un blanco impoluto que dejan entrever todavía las huellas de la arquitectura popular morisca, reminiscencia de los años de presencia musulmana en la provincia. A través de sus calles serpenteantes, sus escaleras y sus inclinadas cuestas, se accede al castillo del Águila, construido en el punto más alto del municipio. Un rincón especial al que te puedes asomar para disfrutar de unas vistas espectaculares de la costa africana, Gibraltar o el río Genal.

Junto a este enclave arquitectónico, en Gaucín se pueden visitar varios monumentos históricos como la iglesia parroquial de San Sebastián, del siglo XVI y estilo renacentista; el convento carmelita, la antigua ermita de la Vera Cruz (siglo XVIII), la fuente de los Seis Caños (siglo XVIII) y la actual Casa de la Cultura de Gaucín.

Además, si vas a estar por la provincia en verano y quieres visitar uno de los pueblos con más encanto de Málaga, te recomendamos asistir a la feria de Gaucín que se celebra en agosto. En ella podrás disfrutar de la gastronomía típica de la localidad, bailes, música popular y la gran compañía de sus vecinos.

20. Canillas de Aceituno: el techo de la Axarquía

La localización geográfica de este bonito pueblo de Málaga lo convierte en uno de los enclaves más espectaculares de la Axarquía. Desde Canillas de Aceituno los visitantes puedes disfrutar de las vistas a los valles de Vélez y Rubite, cubierto de olivares, viñedos e higueras.

Como la mayor parte de los pueblos de Málaga, Canillas de Aceituno también cuenta con una fuerte reminiscencia árabe que puedes identificar en su arquitectura, la disposición de sus calles y los monumentos más emblemáticos. Por ejemplo, dentro del pueblo, hay dos fuentes que se alimentan de un aljibe árabe ubicado en el ayuntamiento. También es recomendable andar por la calle Castillo, en la que aún se reconocen los restos de una antigua fortaleza morisca.

Pero esta villa no solo ha contado con la presencia del pueblo árabe durante su historia, otra de las ocupaciones más importantes que vivió Canillas de Aceituno fue romana. De hecho, durante más de seis siglos, todo el territorio de la localidad malagueña aportó una buena parte de los productos y materias primas que constituían la base de la economía romana: trigo, aceite, ganado, vino, plantas medicinales, árboles frutales, etc.

Como monumentos principales, destacan los edificios de la Plaza de la Constitución, como la Casa de los Diezmos y el ayuntamiento, o la iglesia del Rosario del siglo XVI y reformada en el siglo XIX. Con esta riqueza cultural y un paisaje que embelesa los sentidos, Canillas de Aceituno es uno de los pueblos con encanto en Málaga que se debe visitar.

Cómo llegar a Canillas de Aceituno

En este apartado, te explicaremos brevemente cómo visitar Canillas de Aceituno. Si quieres visitar este bonito pueblo de Málaga, las únicas opciones son ir en taxi o en coche propio y, en ambos casos, te recomendamos tomar la A-7 y llegarás a tu destino en una hora aproximadamente. Lamentablemente, no existen combinaciones de transporte público.

21. La Viñuela: un pueblo de Málaga convertido en oasis

La Viñuela es un pequeño pueblo en Málaga en el que los visitantes pueden disfrutar de uno de los paisajes típicos de la Axarquía: olivos, vid, huertas frutales y, su atractivo turístico más importante, un gran embalse que lleva su mismo nombre.

Esta localidad surgió en el siglo XVIII, en torno a una venta en la que paraban los viajeros situada en el camino que comunicaba Vélez con Granada. Hoy, aún se puede visitar este típico establecimiento, el bar La Plaza, frente a la iglesia del pueblo. Aunque esta localidad es la más reciente de la zona de la Axarquia, en sus inmediaciones se han encontrado restos del Paleolítico y yacimientos de pueblos que se extienden desde el Neolítico hasta el periodo romanos.

Uno de los atractivos más importantes de este bonito pueblo en Málaga es su gastronomía. Los visitantes pueden disfrutar de una exquisita sopa de tomate, el gazpachuelo (sopa típica en Málaga a base de caldo de pescado y mahonesa), los potajes y las migas con naranja, entre otros. Además, durante el mes de diciembre, se celebra la ruta de la tapa, durante la cual los establecimientos de la zona preparan una amplia variedad de platos tradicionales y vanguardistas con productos de la zona.

Publiaciones relacionadas

Llega la Navidad 2023 a Málaga repleta de las ideas más Premium

¿Todo listo para celebrar la Navidad 2023 en Málaga? Si buscas ideas sobre dónde celebrar tu comida de empresa, quieres reunir a…

Leer más

brindis-en-fiestas-de-malaga

Fiestas de Málaga: descubre la guía Premium más completa

¿Conoces todas las fiestas de Málaga? En nuestra ciudad nunca faltan las ganas de celebrar y celebramos varios festejos…

Leer más

Descubre las mejores rutas para correr en Málaga: vive y corre la Costa del Sol

Que en Málaga hay grandes rutas para correr no resultará nada sorprendente a los aficionados al running. Grandes eventos deportivos como la…

Leer más

Únete a la conversación

Comparar listados

Comparar